PEREGRINANDO

En el contexto del año de la Misericordia, la Provincia de San José, Colombia – Ecuador comparte el peregrinar del Ministerio de Pastoral de Acción Social, realizando diversas tareas en los diferentes lugares donde las Hermanas hacemos presencia.
En Lago agrio Ecuador, en acompañamiento permanente a ocho comunidades cristianas (Santa Ana, María Rafols, Virgen del Cisne, Santa Rosa, San José, Virgen del Carmen, Señor de la Justicia y Rita Tobón). Las Hermanas realizan la pastoral en la zona atendiendo de manera especial en la formación de líderes, preparación para la recepción de los sacramentos, talleres bíblicos, visitas a los enfermos, acompañamiento a personas y/o familias en situación de vulnerabilidad o en calamidades que les toman por sorpresa, formación de grupos de Infancia Misionera, grupos juveniles, animación y participación en celebraciones litúrgicas.

En el territorio colombiano, en algunos lugares, las hermanas realizamos la misión evangelizadora, ayudando a los lugares que están marcados por una fuerte problemática social, población vulnerable y flotante, con presencia de grupos armados y delincuenciales quienes ocasionan el desplazamiento forzado de habitantes, una creciente descomposición familiar, con maltrato a la mujer y a la población infantil, los jóvenes se refugian en pandillas donde consumen diferentes estupefacientes.

La presencia de las Hermanas es muy significativa ya que con creatividad buscan apoyo en instituciones, profesionales voluntarios, personas dotadas de un gran humanismo capaces de compadecerse ante el dolor del débil, logrando así aliviar el dolor de esta gente. Entre las actividades que se realizan, destacamos las que hacen las hermanas del Centro de pastoral de Bucaramanga:

Pastoral de la Primera Infancia; formando a las madres gestantes y lactantes, con talleres, visitas domiciliarias, celebraciones de la vida; pastoral familiar acompañándoles en situaciones difíciles brindándoles cariño y cercanía, orientándoles en la educación de sus hijos.

La preparación y celebración de los sacramentos, es un espacio donde se aprovecha para compartir cada acontecimiento familiar y descubrir el caminar de Dios en cada momento.

Destacamos la Pastoral de los enfermos y ancianos, que en su lecho esperan la llegada de las Hermanas quienes les llevan la comunión y con ella ternura y cariño propiciando, que su entorno permanezca aseado, dialogan con él y con su familia si la tienen.

En la localidad de Usme parte periférica de la Ciudad de Bogotá, las Hermanas han ido generando gestos de acompañamiento y solidaridad desde la sencillez cotidiana y a la alegría.

Apoyadas en la intercongregacionalidad, realizan acciones conjuntas con las Congregaciones presentes en este lugar, visitando a los enfermos, acompañando a comunidades en la “lectura comunitaria de la Biblia”, retiros bimensuales para laicos es un espacio para el espíritu en el que participan entre 60 y 80 personas.